martes, 25 de diciembre de 2012

Qué fracaso

Hoy decidí ayunar, en la mañana me tomé un café con leche y desde ahí nada, le dije a mi madre que comería con M mi novio, y a él le dije que ya había comido en casa. Todo iba maravillosamente, le dije a M que no quería cenar y como él está intentando perder unos kilitos le vino de perlas, luego llegó su hermana y la cosa se lío, tuvo que ir a casa de su madre así que eran las 10 de la noche y yo tenía que irme a mi casa a enfrentar la cena y la nevera.
Para animarme me pesé cuando llegué a casa y vaya sorpresa... Había aumentado 500 g. Pues vaya mierda. Me enfadé, fui a la nevera, comí casi media bolsa de un mix de nueces, una tajada de pan integral bimbo con queso vegetariano, dos manzanas, 6 galletas... Vamos, un desastre.
Creo que es porque me va a venir la regla en estos días, pero igual, echo de menos esos días en los que podía perder un kilo en un día ayunando.

3 comentarios:

  1. tambien extraño los dias donde adelgazar era facil...

    ResponderEliminar
  2. Pero nena es normal pesar mas por la nocjhe que en ayunas!! aunque no hayas comido, si habras bebido agua, eso hincha, luego lo meas y ya esta. Si te da tanta ansiedad ver esos gramos no te peses mas pr la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, pero no sé, antes cuando ayunaba, en la noche pesaba lo mismo, o menos incluso y ese día no había bebido nada desde las 4 de la tarde que salí de casa... Fue una estupidez en realidad, ese día me sentí muy mal, pero bueno mis intakes han estado "normales" desde ese día, no he pasado de 700 y por ahora a pesar de todo voy bajando.

      Eliminar