lunes, 22 de abril de 2013

La comida y yo

Inicio de semana, lunes normal, vómito al final del día por "pseudo atracón". Desastre. 
¿Por qué no puedo ser una persona normal, comer sin sentir culpa, darme un gusto de vez en cuando sin terminar comiéndome las reservas de un mes y potando? ¿Por qué siento ansiedad tan sólo por saber lo que hay en el frigo? 
Quiero comerme una manzana sin estar cuestionándomelo el resto de la tarde, quiero hacer 5 comidas sanas al día, no 16 o una sola comida enorme, o en el mejor de los casos no comer nada. Para mí:

Comida=Caos

Mañana empiezo en la sala de partos, estoy contenta porque me gusta y además voy a estar muy ocupada, tengo muchísimas guardias y en este momento quiero tener la cabeza ocupada en algo que no sea yo misma. 

Mi comida de mañana, soja texturizada en salsa napolitana, dos cucharadas de arroz blanco, una manzana, una pera y en el otro tupper, un tomate cortado. Las frutas las comeré a lo largo del día, no podría comerme todo eso sólo al medio día. En el desayuno supongo que tomaré un café con leche de soja y alguna fruta. 
Muy recomendada, y con las cantidades que he utilizado y pesado, he calculado unas 336 calorías, 22 g de proteína, 53 g de hidratos, 10 g de fibra y 0.9 g de grasa. He agregado también champiñones a la receta original. 
Me he puesto en la tarea de escribir el intake de la semana entera, en papel y lápiz que interiorizo más, ya os contaré cómo va apenas tenga un respiro.

15 comentarios:

  1. Hola (:
    Me alegro que ya puedas distraerte un poco mas y no estar tan preocupada en la comida, ya que como dices para ti es un caos y bueno yo tambien siento esa culpa al comer, a veces me gustaria ser como los demas,comer sin culpa, pero si lo hago volvere a ser la ballena que era y eso no me agrada! :(
    no te preocupes por haber vomitado, la semana apenas comienza y recuerda que se puede volver a empezar!
    suerte bonita! :)

    ResponderEliminar
  2. Ay... La verdad es que es una putada saber lo que hay en casa. Cualquier cosa se convierte en "peligro-atracón", y vas ansiosa-enfadada por la vida. Genial.
    Hay que educar el estómago para que no te pida comida (hablo de hambre de verdad), y educar a la cabeza para que sea cap az de disfrutar y distraerse con otras cosas... Es complicado -yo aún estoy en ello- pero supongo que es posible.
    Gracias por dejar la página, esta tarde le echo un buen vistazo :-*

    ResponderEliminar
  3. A mi también me encantaría poder vimer normal sin ningún tipo de remordimiento, pero lo veo imposible, siempre que voy a coger algo que se sale de lo planeado me digo: No lo hagas, luego te arrepentiras y ye sentirás peor... por no hablar del tema del baño... Supongo que un día de estos todo se normalizará.

    No entiendo como puedes calcularte los gramos de grasa, hidratos, proteínas... que ingieres, yo con llevar cuenta de las calorías tengo más que suficiente.

    ResponderEliminar
  4. que buena pinta el platito mmmhmhmmm yo una vez compré soja de esa que dices tú y no me molaba nada...la tuve que tirar, pero claro, me la tomaba a palo seco y no es el rollo...se nota que te has currado el patitio..muakkkk

    ResponderEliminar
  5. Genial lo de la sala de partos :) así cambias de pensamientos y te evades...
    Cariño, hace cosa de una semana y durante meses estaba igual que tú. Saber que había queso, saber que tenía algo guardado, saber que había algo en la nevera o en la despensa susceptible de ser comido, me generaba mucha ansiedad. Saber que tenía ahí la comida disponible, para cuando quisiera. Estaba pensando siempre en esa cosa. Y acababa comiéndomela aunque estuviera pensada para la cena. Acababa con todo. Ahora que me he propuesto planificarlo todo y no salirme de ahí, no me pasa. Sé que están ahí las cosas para mañana o para cuando sea, pero estoy concienciada de que AHORA NO TOCA. Ahora toca lo que toca. Y punto. Y me pongo normas en plan: 1 plátano al día, 1 yogurt al día, no vale repetir. Si hoy he comido gelatina, no puedo optar al yogurt. Queso un día sí, un día no... Y no puedo decir que me resultara difícil al principio, llevo una semana haciéndolo más o menos así de bien, y me encuentro en paz conmigo misma. Tengo algún momento de ansiedad, entonces me tomo un vaso de leche o arraso con los chicles.
    Tienes que poner orden en ti misma para que la comida deje de ser un caos. Porque el caos lo llevas tú. Organízate y conciénciate :)

    ResponderEliminar
  6. Leí algo de lo que dijo Michelle (arriba) y me recordó cuando yo tenía la única regla de no repetir alimentos en el día.. no sé cuándo empecé a fijarme en las calorías y todo eso...

    Me parece muy bueno que planees las comidas de la semana, así hace la gente cuando está a dieta, cosa que puedas saber bien las porciones semanales, diarias, etc. Estoy de acuerdo con eso. Además vas a sentarte a planearlo sin la ansiedad de cada día que puede hacerte terminar restringiendo "en el momento". Deja atrás el lunes, ya terminó.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  7. La ley del todo o nada. Una puta mierda: estar dias sacrificandote, pasando hambre, diciendo "no, gracias" a los ofrecimientos cuando en realidad estas pensando "metételo por el culo o haz lo que quieras con eso, pero ¡¡deja de restregármelo por las narices, que me das ansiedad, coño!!"
    ETC ETC ETC
    ¿Para que? Para nada. Para cagarla en media hora y engordar todo lo q bajaste, o incluso un poco mas.

    ResponderEliminar
  8. Se ve super bien tu vianda1 y me parece genial el tema de anotar los intakes seguro te va a servir, te re entiendo con el tema comida/caos, a mi tmb me pasa a veces pero yo creo que si nosotras queremos vamos a poder superarlos, por ahi nos cueste mucho pero no hay que bajar los brazos aunque nos golpeemos mil veces la cabeza contra la pared, le vamos a ganar a nuestra gorda interior :D exitos linda!

    ResponderEliminar
  9. A mí también me pasa a menudo lo que dices, me voy a lo extremos: o me inflo a comer como si no hubiera mañana, o no pruebo bocado para volver a los atracones a los dos días...
    Hay que ser fuerte, cuesta mucho, pero supongo (y espero) que si sigues una rutina sana, al final te "acostumbras" y es más fácil. Lo peor es mantener un buen tiempo el comienzo.
    Mucho ánimo guapa, y lo mismo me animo con la receta que tiene buena pinta! :)

    ResponderEliminar
  10. Que emoción lo de la sala de partos!!!! Ya quisiera estar en tu lugar, debe ser hermoso!!!! Te felicito <3

    Concuerdo plenamente con lo que decis acerca de la comida, es tal cual. Creo que todas tenemos esa relación, pero yo supongo que cuando lleguemos al peso que deseamos, y repito, quiero suponer, que podremos darnos gustos sin sentirnos tan mal :/

    Un beso, que rico tu almuerzo <3

    ResponderEliminar
  11. Me sentí totalmente identificada con la primera parte :S soy un extremista a más no poder, oh god, cuando será el día en el que coma normal y sin culpas? CUAAAAAAANDO. Pero bueno, es lo que nos toca -.-'
    Me parece una buena comida, suerte con tus guardias y que se te despeje la cabeza <3

    ResponderEliminar
  12. Hmmm que rica la soja texturizada!
    Ojalá te haya ido bien esta semana! (:
    Subí la dieta vegetariana que me dieron, está en la última entrada de mi blog (:
    Besitos! que estés bien :*

    ResponderEliminar
  13. Hola nena, madre mia parece que andas siempre sin tiempo. La ansiedad viene cuando llevas muchos dias restringiendo. Yo antes pasaba un montón de hambre y despues me atracaba varios dias seguidos y era lo peor, me sentia horrible. Un dia decidi cambiar y ahora lo que hago es ingerir como media 800ckal al dia, y una vez a la semana como normal, osea, como una persona normal, me doy mis caprichos. Y puedo decir que los atracones han desaparecido. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Primero que nada dejame felicitarte por estar estudiando Medicina, mujer, eres literalmente el futuro. Una carrera hermosa que sólo los valientes entran. <3
    Mira, justo yo andaba en ese mismo caos de comidas (si lees mi blog sabras de mi bulimia etc) y lo único que pude hacer fue recurrir a una nutricionista, no sabes como me cambio el panorama de toda la situación.
    Hay que logar un equilibrio en el comer por mas que querramos perder peso.
    Un besote enorme y cualquier cosa, estoy aquí para tí <3

    ResponderEliminar
  15. Lo bueno del trabajo, es que siempre mantiene tu cabeza ocupada, sin pensar en idioteces y demás cosas. No has pensado en hacer apenas 3 comidas diarias? Desayuno, almuezo y cena. He mantenido mi peso de esa forma, no hay otra solución. Ánimo, que con empeño y mucho esfuerzo se logran los objetivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar