martes, 15 de enero de 2013

2o día de dieta líquida y con mejor ánimo

Pasada la tempestad me doy cuenta que es malísima idea pasarme por aqui cuando me siento tan triste, no voy a mentir porque aun me siento bajita de ánimo, pero bueno al menos con fuerzas para levantarme de la cama, hacer mis cosas y afrontar lo que tenga que pasar.
Sigo con la dieta líquida y lo único que quiero es un 5 mañana, aun podría pisar el hospital el primer día con un 59, por el cambio que hice en mi horario no empiezo clases hasta mañana.
Así que hoy es el último día para hacer alguna locurilla, aunque un ayuno mañana también suena tentador, total mañana me viene a buscar una amiga en el coche y me deja otra vez en casa, no tengo que preocuparme por coger bus, conducir ni nada.
Juro no volver a decir ninguna chorrada como las que dije antes, hacía mucho no me sentía así y a mí de verdad me consume el pesimismo cuando estoy triste, sólo puedo ver carreteras sin salida y puentes rotos y niños muertos. Pero no puedo quedarme en una cama sintiendo pena de mí misma y dando pena de paso.
A lo mejor si veo un 59 mañana exploto de la alegría y se me pasa la tontería, ya os contaré.

4 comentarios:

  1. Es triste pero probable, que al ver el numero deseado se te olviden todos los motivos q te hacian deprimirte de golpe. Como si solo ese numero contara.

    ResponderEliminar
  2. Estoy con seda, que lastima que nuestra felicidad dependa de una puta bascula.
    Mucho animo y mucha fuerza para seguir hacia delante

    ResponderEliminar
  3. Las chicas de arriba tienen razón, pero bueno, por lo menos si ves el 5 tendrías algún motivo para sonreír, no?
    En fin linda, espero que puedas ver el 59 entonces!
    Un beso grande, fuerzas!

    ResponderEliminar
  4. Tienen razón. Es triste, pero en cuanto veas un numerito más bajo te sentirás mejor.

    ResponderEliminar