viernes, 11 de enero de 2013

60 (edito tras fallar catastróficamente)

SESENTA KILOS.
Sin comas, sin decimales, sólo 60 kilazos en ayunas. Es que no entiendo de verdad, no llega el 5 y sé que son 100 miserables gramos pero para mí las dos cifras están separadas por océanos de grasa.
Aparte hoy ando super ansiosa, desayuné con pan, que nunca lo hacía antes y me he zampado un platón de alubias a la comida, arroz (que ni siquiera me gusta), una pera enorme, nueces y luego llego aquí y digo, "ostia, si yo quería bajar a los 59" pues qué mal lo he hecho hoy. Es que de verdad.
Hoy ya no ceno, eso segurísimo y aun así me he comido unas 900 calorías hoy que no me las quita nadie.
Mañana voy a desayunar un café con leche de soja, a la comida una ensalada con tofu y nada más. Que ya está bien hombre, con el 60.
Con lo bien que iba chicas, la estoy líando y me asusta. Cuando me gana la ansiedad no hay quien me controle, pero bueno hasta ahora voy bien con el tema no-cenar y mañana espero cumplir lo que digo hoy, porque ya me conozco buff.
Quiero llegar a los 59 comiendo, no con dietas líquidas, dietas mágicas o ayunos. Y los quiero para el lunes, pero comiendo montañas de alubias no creo que lo consiga.


EDITO: Soy un desastre, mientras M se comía una hamburguesa con casi medio kilo de carne, me he terminado sus patatas fritas casi sin darme cuenta, soy subnormal de verdad. Tengo que hacerlo bien hoy o game over con lo de los 59 para el lunes, por ahora, ir al gimnasio.
Por cierto M y yo andamos bien, vino hasta mi casa ayer y los dos actuamos como si nunca hubiera pasado nada; por mí perfecto.
Ahora sólo me preocupa que estoy gorda, rellenita, rolliza, regordeta, rechoncha, creo que debería estar agradecida porque con lo que como ya podría ser obesa mórbida. Tengo mente de gorda, la comida me domina, vivo para comer chicas esa es la verdad. La comida no me da asco, es mi objeto de deseo y al restringirlo suele darme placer, pero luego el conseguirla también es placentero, hablando de bipolaridad. No odio la comida, la comida no me da asco, me doy asco yo, tan débil y tonta frente a algo tan estúpido, una necesidad fisiológica tan banal.
Racionalizo todo, pienso en lo mal que lo he hecho y en mi mente siguen las galletas que están en la cocina, probablemente mañana escriba para decir como devoré el paquete entero.
D E S A S T R O S A, Emilita la gordita.

5 comentarios:

  1. piensa q lo que has comido es sano y mejor eso que nutre a mierdas con calorías bacías. puede que eso d no cenar no sea lo mas apropiado para tu ansiedad. si no que mejor es hacer 4-5comidas ligeritas y listo...bueno tu verás l que te va bien.
    un besoo!!

    ResponderEliminar
  2. Cómo te entiendo... no tengo problemas con mi peso, pero me identifico mucho con tu último párrafo. No tengo control. Sueño con comer las cosas que me gustan, sueño con comida, con esos alimentos que quiero eliminar porque me los zambullo de una sentada. Me encanta comer, como hasta reventar, y luego me encuentro mal, hinchada... me domina. Acabo de celebrar un cumpleaños y he comido 1/4 de tarta, cuando todos los demás han cogido un trozo minúsculo. ¿Qué debo hacer? ¿No probarla? Pues va a ser eso...
    Bueno, no te preocupes, siempre se puede volver a empezar y tratar de hacerlo bien. Nuevo día, nuevas esperanzas. Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Comer es sano, es normal que desees comida.
    Yo por otra parte la detesto, y soy anormal por eso, lo sé, aunque muchas personas dicen que finjo un ED.... ya quisiera, ya quisiera que esta pequeña voz en mi cabeza me deje de insultar.

    Lo lograrás, tu puedes mujer, TU PUEDES.
    hugs<3

    ResponderEliminar
  4. Uf, si me pasará! Amo la comida, amo cocinar, disfruto comer, pero después... después, con la panza llena, termino arrepintiéndome como la peor, claro está.
    Animos linda, ya vas a llegar al 5!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Mira, lo "bueno" es que si has estado comiendo mucho estos días, en cuanto te pongas a restringir lo vas a adelgazar rápido. Tenemos todo esta semana que viene para hacerlo perfecto, siempre hay que volver a levantarse! Un beso!

    ResponderEliminar