martes, 8 de enero de 2013

La mañana después


Tras mi entrada del apocalipsis intenté comunicarme con M de diferentes formas y él, apático y con su deje de enfado, me dice que se cancela el viaje que íbamos a hacer esta semana. Le pedí una explicación y me dijo que simplemente no le apetecía, no le apetecía hacer nada en los próximos días. Finalmente, tras decirle que al menos me diera una maldita explicación para adultos, me dijo que estaba enfadado por lo de la fiesta, que siempre que bebía era un desastre y que lo había encerrado allí, porque en un principio íbamos a volver en la noche y como yo me alcoholicé pues nos quedamos a dormir. No penséis que yo soy de mucho beber, bebo cada mucho tiempo y generalmente llevo el coche para tener la excusa, lo evito precisamente porque se que me convierto en el monstruo del pantano. La verdad es que tiene razón, no discutí nada porque es cierto que tengo la cabeza llena de guano y no puedo decir que sea culpa únicamente del alcohol. Lloré y lloré, la verdad me sentó bien porque me cuesta mucho a veces, pero no lloraba por M, lloraba porque no tengo remedio y porque definitivamente estoy sola frente a lo que sea que pase. Nadie se va a preocupar por mi estado de ánimo, nadie se va a dar cuenta si decaigo o no, pero tampoco es que yo haya necesitado alguna vez la ayuda de alguien, procuro nunca pedir ayuda, no deber favores; es sólo que darme cuenta de la soledad absoluta en la que vivo realmente me puso un poco triste. Tengo rabia, pero no hacia él, hacia mí, no entiendo esta cosa ñoña y desagradable en la que me he convertido lentamente, yo no lloro, no necesito un príncipe azul que me haga sentir bien. Nunca he sido de muchos amigos, ando con gente pero siempre he sido muy reservada, M era lo más cercano a un mejor amigo que había tenido en toda mi vida.
Al despertarme hoy con los ojos hinchadísimos he pensado que lo cierto es que no me gusta que nadie sepa mis cosas, son mis cosas privadas y a nadie le importan ni tendría por qué saberlas. No confío en la gente, por principio siempre pensaré que esconden malas intenciones, porque en general la gente es una mierda de una u otra forma y me incluyo dentro de lo que se considera gente. Será una forma triste de pensar, pero al menos si conozco a alguien bueno será una agradable sorpresa. Así que he eliminado mi cuenta de facebook, he apagado el móvil, he cerrado el skype y me voy a dedicar a estudiar, organizarme y adelgazar. Hoy voy a empezar el plan de 3kg en 5 días de Dread a ver qué tal, el primer día comer poco, el segundo dieta líquida, ayuno, dieta líquida y comer poco otra vez. Ya os iré contando que tan efectivo me resulta.
No quiero hablar con nadie y quiero que por una vez si M de verdad quiere hablar conmigo se lo curre un poco. Si eso no sucede y en efecto no volvemos a hablar, pues la verdad ya no me importa, muchos vienen y muchos se marchan, además me encantaría poder concentrarme obsesivamente en la universidad y en mi físico por una vez, ser la mejor y sobresalir por algo bueno. Con obsesivamente no me refiero a hacer ninguna tontería, pero sin novio seguro que podría hacerlo una prioridad mayor. No hay que preocuparse porque la vida sigue y he bajado casi 5 kg en un mes, así que sólo queda pensar en lo que será el futuro, pero sobre todo hacerlo lo mejor posible cada día del presente y tener claras las cosas que de verdad importan. Por ahora me importo yo, yo y mis metas, lo demás es innecesario. 

3 comentarios:

  1. Es la primera vez que te leo y es como si hubiera sido yo misma quien ha escrito esta entrada. Pienso igual en TODO. En lo de no llorar, no pedir ayuda, no ser de muchos amigos, ser reservada, mis cosas las soluciono yo, etc., etc. Pero, ¿sabes? Llevo toda mi vida así (tengo casi 20 años) y en las últimas semanas me he dado cuenta de que no se puede vivr así toda la vida, es imposible, por mucho que nos autengañemos de lo bien que vivimos en nuestra burbuja. No puedo darte ningún buen consejo ni decirte lo típico de "no hay que ser así" porque siendo yo así sé que se cambia de un día para otro y que todo se empieza queriendo. Simplemente espero que si llega un momento en el que veas que ya no se puede seguir así, estés totalmente decidida a cambiar. Yo aún no lo sé; maldita dualidad de personalidad...

    ResponderEliminar
  2. Uf, leí tu entrada de la borrachera y te comprendo completamente. No puedes ni imaginar la de días que me desperté deseando que la tierra me tragara. En fin, hice muchas gilipolleces GRANDES estando borracha, además, ahora que lo pienso! también confesé a mis amigas vomitar una vez!! Buah, ni me acordaba! creo que ni se lo tomaron en serio... En fin, ahora te parece todo negro pero ya verás que con el tiempo se le quita hierro al asunto. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Salseo por tus entradas y me parecen un viaje en el tiempo. Se por lo que atraviesas; lo de no pedir ayuda, ser reservada y amante de la soledad absoluta. En fín, que me has bordado. Pero por alguna razón todo queda subsumido en mi, mientras que tú te agitas el polvo, escribes y le das vida propia. Y como sé que nadie se expresaria del modo que lo haces tú sin autoestima e inteligencia, estoy convencida de que llegará an día en el que tu vida tendrá sentido y vencerás sin dificultad lo que te entristece.
    Y aunque todos los halagos que te haga serán innecesarios...¡no dejes de escribir!:)

    ResponderEliminar