jueves, 31 de enero de 2013

59 fracasos

Al menos no es un 60, que es lo que esperaba... ¡Ainnnss quiero un 58! No, lo que quiero es un 48, pero falta tanto que en realidad ahora parece una cosa etérea, casi irreal, el problema es que cuando llegue el 58 (porque va a llegar, sí o sí) tampoco seré feliz, porque aun faltarán 10 kg para la felicidad máxima. Será el preludio de una obra maravillosa, el prólogo para el inicio de una Emilia diferente, flaca, delgadísima, huesuda, con gente comentando el peso que he perdido a mis espaldas.
Con una tripa planita en cualquier posición, un triángulo de luz perfecto entre las piernas, tiempo al tiempo, porque de una u otra forma llegará. Muchas veces hablo de lo infeliz que soy y en efecto muchas veces estoy muy triste y no le veo sentido a mi presencia en este tiempo o espacio, pero luego tengo una vocecita en la cabeza que me hace recordar que sí, que el sentido es adelgazar, esforzarme por hacerlo, trabajar por mis objetivos, cada logro y cada frustración son un peldaño de la escalera que construyo hacia mi trastornado concepto de felicidad.
Pues al menos tengo un objetivo, a lo mejor no soy muy buena adelgazando, tengo mente de gorda (a combinación con el cuerpo claro), pero el que se esfuerza eventualmente llega.
Hoy asistí una cirugía laparoscópica, una colecistectomía (retiro de la vesícula), pero es con cámara y los instrumentos se introducen por pequeños agujeros en la piel. Mi trabajo era controlar la cámara... Pues mal, lo he hecho fataaal, a la mitad tenía tanta vergüenza que no quería seguir, pero eso hubiera sido muchísimo peor porque mi profesor estaba operando y si me iba de allí llorando pensaría que soy subnormal y además tendría 0 en la rotación. Odio hacer las cosas mal, especialmente algo de habilidad manual, me frustro muy fácilmente y si no sale perfecto a la primera entro en pánico... Sudaba de la vergüenza, me sentía como la persona más estúpida del mundo, no podía ni hablar y después de la cirugía tampoco. Conclusión, no vuelvo a entrar a una cirugía, me niego, no es mi rollo la carnicería, me gusta la psiquiatría o la dermatología, menos sangre y mejor estilo de vida.

Foto de hoy, iba a llevar pantalones cortos al gimnasio pero ¡qué frío!
ODIO MIS BRAZOS. Son horriblemente regordetes, pero en esta foto como
que resalta más lo grandes que son.

Con S, pues nada, ha desaparecido nuevamente como suele hacerlo, aunque le dijo a una amiga mía que me había visto muy guapa este año. El tío no me gusta, de verdad, pero quisiera líarme con él, sólo por terminar con la tontería; el problema sería que me gustara después de eso. JAMÁS lo dejaría con M por un rollete con S, pero no puedo evitar sentir mucha curiosidad, especialmente porque el tío es el objeto de deseo sexual de todas las estudiantes, molaría, pero los riesgos también son muchos.

15 comentarios:

  1. Que lindas piernassss!! Tranquila que vas bien, los cuerpos son todos distintos, algunos con un abrir y cerrar de ojos ya estan en el peso que quieren, y otros (como nosotras dos) tardamos horrores. Pero con paciencia y perseverancia todo se logra!! Y con esfuerzo seguro pronto llegas al 8 :) No te deprimas por eso!
    Que miedo estar ahi enfrente de toda esa sangre, yo me desmayo ni bien la veo jajaja. Espero que estes bien, un besito!

    ResponderEliminar
  2. Brazos regordetes?Dónde? Y no te preocupes por el error. Piensa que sigues siendo una estudiante y que la próxima lo harás bien. A mí me pasa también, si no me sale a la primera, lo mando todo al carajo, pero me he obligado a volver a intentar las cosas hasta que salgan, aunque me joda. No es consuelo, lo sé, pero bueno, Ánimo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus piernas delgaditas!! y los brazos y el resto, estas genial en serio. Puede que no sea todo lo que quieras pero créeme gorda no estas para nada!

    ResponderEliminar
  4. Te ves super bien!
    y yo no podria asistir a una operacion o algo parecido.

    ResponderEliminar
  5. prin no estas nada mal! cunato mides? 48 no será demasiado poco? en fin , no te rayes, ya veras como pronto logras tu meta!! =)

    ResponderEliminar
  6. Sabes cual es el problema ? Que el 48 se presenta en tu mente como un numero magico , capaz de darte la felicidad , de apartar todos tu problemas y complejos , con el 48 te imaginas una tu distinta , con otra vida , por que la sociedad nos a metido en la cabeza que el exito=delgadez , pero no es cierto , es todo una mentira que se acreado en tu cabeza .
    Ese numero no te va dar felicidad , ni tampoco la tripa plana , ni el triangulo perfecto entre tus piernas , nunca seran perfectas , y a medida que te acercas a la meta te das cuenta , y o te derrumbaras o te pondras otra meta todavia mas inalcanzable .

    Solucion? Muy facil decirlo , muy dificil de hacerla , quierete , ahora , mañana , con 60 kilos , con 48 , si no te quieres ahora , no lo vas hacer con 48 kilos .
    Y las metas nos empujan a vivir y aseguir adelante , pero cansan , cansan muchisimo.

    ResponderEliminar
  7. No arriesgues si no vale la pena.
    Hell yes, ya van a llegar esos 58 y vas a bajar como viento.
    Por cierto, buenas tetas, yo tengo tetas de anorexica de 2k lo que me hace ver más gorda.

    ResponderEliminar
  8. Te ves genial en la foto, tienes unas piernas muy bonitas :). Dices que aun te faltan adelgazar mas de 10kg? no crees que es mucho? Se que todas nos obsesionamos con un numero, pero... creo que el tuyo deberías replanteártelo. Cuanto mides?

    BSS guapa!

    ResponderEliminar
  9. Ya lo he visto estatura 1.70, y 48 kg es muy poco... yo mido 1,72 y me marco 53, 50 como minimo..

    ResponderEliminar
  10. 48kg es muy poco para 1,70m. Y siento decir esto, pero dudo mucho que cuando los alcances te venga la felicidad de repente. Seguramente no será suficiente, te seguirás viendo mal y todo eso. Tú, yo y todas las que nos movemos por aquí. Claro que decir "hay que aceptarse tal y como se es" es muy fácil pero aplicárselo no, pero así no se va a ningún sitio, y mucho menos llegaremos a la felicidad absoluta. Yo te veo bien delgada, con unas piernas que ya me gustaría a mí tenerlas. Y no te preocupes por el fallo, se supone que estás estudiando, no? Nadie nace sabiendo :)

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa, tu felicidad no tiene que depender de un numero. Debes aprender a ser feliz por lo que eres e intentas mejorar siempre. La teoria es muy facil lo se... Te veo muy bien en la foto, estas delgada. Un besito!

    ResponderEliminar
  12. no estas mal C:
    sigue asi!

    y vamos!
    no te estsreses!

    ResponderEliminar
  13. ¡Pero dónde vas...! ¿Cómo te llamas gorda?
    Ya me gustaría a mí que con mi peso me quedaran bien los pantalones cortos, jolín, menudas piernecitas tienes ¬¬
    No te preocupes por lo que te pasó en la cirugía, los nervios son imposibles de llevar cuando tu función es importante y alguien depende de ti. A mí me ha pasado mil millones de veces (a diferencia de que nadie depende de mí), y aparte de sudores y tal, he llegado a desmayarme.
    La psicóloga me recomendó hacer yoga regularmente, aunque no me sirve de gran cosa, pero las valerianas me suelen sentar muy bien. Intenta no ser retrasada como yo y tómatelas con regularidad (creo que es una cada 8 horas, dependiendo de la cantidad), que yo me tomo 8 media hora antes de hacer lo que me pone nerviosa...Y... Eso me hace vomitar xD
    Lo bueno es que son naturales y no son muy agresivas.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Creo que tenemos bastantes cosas en común. ¿Estudias Medicina? ¿Dónde? Muchas gracias por comentarme y descubrirme tu blog, te sigo! Un beso :)

    ResponderEliminar
  15. Yo te veo divinamente hija de mi vida!! Te tengo en mis blogs prefes y creo que ya encontre el botón para que me sigas así que puedes intentarlo y decirme si se puede o si ese es el botón o algo?? Graciaaaas y déjate de dietas que estas super bien!!

    ResponderEliminar